INICIO

Por JULIANA ESPINOSA RODRÍGUEZ (Miembro del Colegio Mexicano de Biomagnetismo Médico, y certificada por la Asociación Mundial de Biomagnetismo y Bioenergética).

Consultorio y sala de terapias, en Cali – Colombia.

<<LA MEDICINA DEL FUTURO YA HECHA REALIDAD>>

En esta web se hace exposición y se brindan explicaciones sencillas y fácilmente comprensibles acerca de una nueva e innovadora ciencia que, después de muchas investigaciones, ha desarrollado poderosas terapias de curación; las cuales, internacionalmente, están gozando de excelente reputación como eficaces en los procesos de restablecimiento de salud sin que ellas resulten incompatibles con la medicina convencional ni con las medicinas alternativas.

Modelo Medico

El Biomagnetismo Médico es una disciplina novedosa y suficientemente comprobada a nivel científico. Sus métodos de diagnóstico y de curación no se parecen a los de otras medicinas tradicionales o alternativas. Es una disciplina bien precisa en el dictamen acerca del agente o de los agentes causantes de una determinada enfermedad, sea la que sea. E, igualmente, resulta contundente en la eliminación de estos agentes.

Vale la pena aclarar que ni el diagnóstico ni las terapias de curación del Biomagnetismo Médico, chocan ni resultan incompatibles con tratamientos médicos que el paciente esté recibiendo de cualquier otra medicina. De hecho, en las terapias no se usan métodos invasivos, no se formulan medicamentos ni se receta el consumo de brebajes ni infusiones.

El Biomagnetismo Médico tiene que ver con la curación de todas las enfermedades causadas por gérmenes patógenos como bacterias, virus, hongos y parásitos, que son la inmensa mayoría de enfermedades. Crea también las condiciones adecuadas y propicias para restablecer las afecciones asociadas con disfunciones glandulares (sistema endocrino) y, asimismo, atiende los desórdenes de salud derivados de desequilibrios o trastornos emocionales de las personas.

A QUIENES DESEEN CONOCER MÁS ACERCA DE…, O A LOS INCRÉDULOS DE LA BIOENERGÉTICA CUÁNTICA QUE ES MEDIANTE LA CUAL SE EFECTÚA EL RASTREO O DIAGNÓSTICO, SE LES INVITA A PICAR AQUÍ.

Salvo unas pocas excepciones (enfermedades congénitas y accidentes, por ejemplo) el resto de enfermedades ─desde un catarro hasta un cáncer─ todas son anormalidades de salud que pueden prosperar en un organismo determinado sí, y solo sí, ese organismo presenta condiciones de acidez o de alcalinidad tales que, ante la llegada o contaminación de gérmenes patógenos específicos (virus, bacterias, parásitos y hongos), los acoja, les permita su anidamiento y su sostenimiento; es decir, que sea un buen hábitat para ellos.

Lo sano y saludable es que los órganos de un ser humano, mantengan un pH en el orden de los niveles neutrales (ni ácido ni alcalino). Estando así, con el pH nivelado, un buen organismo humano no resulta hábitat adecuado o propicio para los gérmenes patógenos; por el contrario.

Es habitual que involuntariamente las personas faciliten el descuadre de su propio pH, desviándolo hacia la zona de acidificación o acidez en la mayoría de los casos. Esto se da, primordialmente, por el frecuente estrés que es un gran des-nivelador del pH. Aunque, también, por otros múltiples y muy variados motivos. Podemos aquí citar, a manera de ejemplo, algunos: 1°- Respirar frecuentemente en ambientes impurificados por smog o por emisiones de motores a gasolina, gas o diesel. 2°- Por el recurrente consumo de carnes en conserva (salchichones, salchichas, jamones, etc.) ya que sus sustancias preservativas son altamente oxidantes y des-balanceantes del pH. 3°- Por la alimentación con carnes rojas o blancas provenientes de animales engordados de manera acelerada mediante la aplicación de anabólicos, hormonas y químicos. 4°- Por la ingesta de vegetales que, durante su crecimiento, fueron permanentemente fumigados con compuestos tóxicos. 5°- Por el abuso de las bebidas alcohólicas o del cigarrillo o de las drogas alucinógenas. 6°- Por el consuetudinario uso de fármacos químicos y medicinas. 7°. Etc.

Los niveles de acidez y de alcalinidad ─ contrapuestos entre sí─ se tasan mediante el pH (potencial de hidrógeno o de hidrogeniones). Cuando se trata de carácter ácido, el pH está por debajo del valor 7; y si el ambiente es alcalino, por encima del mismo valor. El 7 corresponde al valor del pH de un ambiente neutro. El rango pleno va desde 0 hasta 14.

Si una persona está enferma, necesariamente tiene desfasados los valores del pH de sus órganos de acuerdo con la enfermedad y, siendo así, esos órganos, desde cuando inició la enfermedad, han sido hábitats propicios para patógenos. Mediante el Biomagnetismo Médico, en pocas palabras, lo que se hace es nivelarle al paciente los descuadres de su pH, llevarle sus niveles de pH hasta los valores adecuados. Cuando los órganos del paciente logran su pH correcto y conveniente, dejan de ser hábitat amigable para gérmenes patógenos (para ellos pasan a ser condiciones hostiles e incompatibles que empiezan a matarlos o a erradicarlos) y, ya con el pH apropiado, los órganos se traducen en ambientes ajustados para los tejidos humanos. La persona empieza a recuperarse de su afección.

Esa nivelación del pH se hace induciendo, impeliendo, al organismo a modificar su potencial de hidrogeniones. Esto se logra mediante la aplicación de fuerzas magnéticas controladas (imanes de diversos tamaños y capacidades) ya calculadas y debidamente estudiadas. Estudiadas previamente en lo atinente no solo a la capacidad de los imanes, sino a los sitios del cuerpo en donde han de colocarse para cada enfermedad. Suena sencillo, pero es el producto de una nueva ciencia creada en México por el cuerpo de científicos del instituto del Dr. ISAAC GOIZ DURÁN.

Cuando se habla de gérmenes patógenos se está haciendo referencia a cuatro grupos: bacterias perjudiciales, virus, parásitos y hongos. Estos microorganismos agreden células sanas y órganos del ser humano, lo hacen en forma independiente (por grupos) o mancomunadamente (cuando se alían bacterias y virus, o bacterias y parásitos, o bacterias y hongos, etc.); todos estos ataques son contra-atacables con las técnicas del Biomagnetismo Médico.

Durante el proceso de terapias y mejoramiento de sus condiciones de salud, la persona enferma y en recuperación, adicionalmente a la restitución de su pH mediante fuerzas magnéticas, debe manejar hábitos saludables, los cuales se le indicarán y recomendarán. Esto, para sostener el nivel del pH correcto sin que se le vuelva a desfasar, al menos mientras desaparecen los gérmenes patógenos agresores y al mismo tiempo los tejidos perjudicados, ya libres de estos microbios, se regeneran parcial o totalmente (dependiendo de la enfermedad) de manera natural.

En el siguiente video, en solo 14 minutos, es fácil comprender en detalle por qué enfermamos, y conocer cómo el BIOMAGNETISMO MÉDICO posee la suficiencia de propiciar buenas condiciones de curación:

Todo el fundamento y sustento de esta medicina complementaria, es absolutamente científico. Se hace esta aclaración en razón a que, a veces, resulta dominante el paradigma que induce a asumir que toda curación de enfermedad alguna, debe estar necesariamente asociada con medicamentos, inyecciones, cirugías o extirpación de órganos. Esta, la del Biomagnetismo Médico, es una nueva concepción.

En la columna vertical derecha de esta página web, aparece un artículo titulado SIN MEDICAMENTOS; está en letra verde; es corto, amerita leérsele.

- El Dr Goiz constreñido

- Testimonios constreñido

En el Biomagnetismo Médico el diagnóstico o rastreo se hace con BIOENERGÉTICA CUÁNTICA; y en tratamiento, con imanes. Mediante la BIOENERGÉTICA CUÁNTICA se crea un enlace paciente-terapeuta. A este respecto hay una buena información que vale la pena conocer PICANDO AQUÍ.

Biomagnetismo Medico en Cali

Videos explicativos:

Biomagnetismo Medico en Cali - Citas


LIMITACIONES

Para el Biomagnetismo Médico existen algunas limitaciones: NO DEBE UTILIZARSE NI APLICA EN: 1°- Enfermedades congénitas (de nacimiento). 2° – Daños neurológicos. 3° – Averías por accidentes cerebrovasculares. 4° – Pacientes que hayan recibido quimioterapias en los últimos 2 años. 5° – Personas con marcapasos. 6° – Insuficiencias renales causadas por daño renal debido a alta presión arterial (ese daño es irreversible). 7° – Mujeres en estado de embarazo, y 8° – Pacientes que se rehúsen a recibir el tratamiento y se pretenda hacérselo de manera forzosa.

POLÍTICAS DE COBRO Y REEMBOLSO

El pago del tratamiento se realiza terapia por terapia; es decir, cada vez que se concurre a una terapia, se cancela su valor.

En la primera cita se le hace al paciente entrevista evaluativa, diagnóstico (rastreo) y la primera terapia; en todo, se emplea cerca de 1 hora y 50 minutos. En las subsiguientes citas para terapias y chequeos se invierte un tiempo de 50 minutos en cada una.

Se recomienda, entre terapias, lapsos no mayores a 15 días. En promedio pueden ser cada 10 días; no obstante, por motivos especiales del paciente, criterio de la terapeuta o en razón a la enfermedad, se pueden emplear tiempos menores entre una y otra terapia.

Si el paciente asiste a la primera cita y, en ésta, observare que la ubicación urbana del consultorio, el estado y presentación de las instalaciones, el clima y ambiente del lugar, el trato personal recibido por parte del personal asistente, el profesionalismo y talento notados en la terapeuta, y la terapia propiamente dicha, no le satisfacen por no corresponder a las expectativas aquí creadas, puede abstenerse de tomar los servicios o, si los ha tomado, solicitar que inmediatamente se le devuelva el dinero pagado por esta primera cita. No habrá problema, solo se borrará su nombre de la lista de pacientes.

TÉRMINOS Y CONDICIONES

Esta nueva disciplina médica de origen mexicano, en su proceso de propiciar condiciones de recuperación de salud cuando existe enfermedad, parte del principio de que al restablecer y llevar a niveles normales y convenientes el pH (potencial de hidrogeniones) del organismo humano, éste organismo se convierte en un medio no amigable a patógenos y, por lo tanto, éstos serán eliminados. Pero, teniendo en cuenta que el nivel correcto de pH no se sostiene solo sino que hay que mantenerle condiciones favorables, el paciente tratado necesariamente deberá tener en cuenta lo siguiente:

Que su enfermedad se produjo porque el pH de algunos de sus órganos se salió del rango normal desviándose hacia medidas de alcalinidad o, más comúnmente, hacia niveles de acidez, que son condiciones no adecuadas para el humano. Y que ese pH anómalo permitió (por contaminación o por contagio) la acogida, anidamiento y sostenimiento de patógenos (bacterias, virus, hongos o parásitos) que causaron la afección.

Que mediante las terapias de Biomagnetismo se le balanceó el pH incorrecto y, por ello, sus órganos afectados dejaron de ser hábitat favorable para los agentes patógenos que irán muriendo poco a poco y desalojando el organismo, lo cual se produce progresivamente.

Que es compromiso suyo como individuo interesado en mejorar su salud, contribuirse a que el pH no se le distorsione nuevamente, lo cual se puede producir por falta de esmero propio. Y que para evitar esto, se compromete a acatar y a adoptar, al menos mientras supera su disfunción de salud, una serie de recomendaciones que se le instruirán en el consultorio, relacionadas con su estrés y estado de ánimo a manejar, con su posible relación con licores, cigarros o drogas alucinógenas, con su exposición o no a entornos y ambientes contaminados y/o antisépticos, con el empleo de alimentos o comestibles cargados de sustancias oxidantes o, incluso, tóxicas y, en general, con el manejo de una serie de buenos hábitos y cuidados que se le detallarán, y con la privación de ciertas rutinas inconvenientes.

También es importante que el paciente sea consciente que no todas las personas que padecen una misma enfermedad, son casos exactamente iguales. Esto, desde el punto de vista de la vitalidad de sus tejidos, de sus niveles de defensas, de su estructura nutricional, de su complexión corporal, de su estado físico, de su carga tóxica, del tiempo de evolución de la enfermedad, de posibles deterioros irreversibles que ya ella haya causado, de los niveles de estrés que maneja en su día a día, de los medicamentos que haya estado consumiendo, de posibles lesiones anteriores ahora instauradas en el cuerpo, de la edad del paciente, etc. Y que, por lo tanto, no se puede establecer al estilo de una tabla o catálogo, el número de terapias que requiere un paciente cualquiera, para una determinada enfermedad. Cada caso es especial, cada organismo presenta su propia respuesta individual.

No obstante, se puede dar una idea en el sentido de que para enfermedades no graves se requieren de 3 a 7 terapias, y en los casos más delicados son necesarias más terapias.

DECLARACIÓN DE ADVERTENCIA: Por todo lo expuesto en este sitio web, por las diferentes variables que en un sentido u otro afectan o coadyuvan en los restablecimientos de salud de un paciente al que se le aplica un tratamiento dado y, naturalmente, por lo explicado aquí en los inmediatamente anteriores párrafos de Términos y Condiciones en lo relacionado con los cuidados y esmeros que debe tener consigo mismo el paciente durante su tratamiento y recuperación, y en lo tocante a las diferencias estructurales, inmunológicas, de deterioro, de intoxicación, de edad, etc., que existen entre las personas, es de entender que los resultados de estos tratamientos de Biomagnetismo Médico pueden variar entre un paciente y otro.

Biomagnetismo Medico Juliana Espinosa